Frases tiernas

Aquí hemos seleccionado para ti una gran cantidad de frases tiernas, de esas palabras bonitas que llegan directo al corazón.

1. Para mi dulce amor que siempre me recuerda que la vida es bella, pues con tan solo verte me siento en las nubes, colmado de una alegría inmensa. Te amo por siempre, amor mío.

2. El primer día en que te vi, descubrí el verdadero amor, me has hechizado con tus ojos, tus besos y tu encanto. Hoy te amo más que a mi vida.

3. Te diría que me gustas, pero la verdad es que me encantas.

4. Si pasas por el mundo buscando el amor con la mirada, no lo verás. El amor se ve con el corazón. Y mi corazón no para de pensarte.

5. No sé si pueda yo tener la dicha de merecer una de tus miradas, pero si miras dentro de mí, verás un lindo pensamiento que por tu linda mirada hoy me roba hasta el aliento.

6. Haces nacer en mí las palabras más bellas, las miradas más dulces y los actos más sinceros.

7. Enamorarse es encontrar esa persona que hace cosas comunes pero en esa persona son hermosamente diferentes.

8. Amor no es aquello que queremos sentir, sino aquellos que sentimos sin querer.

9. Te quiero de una forma tan especial, que no hacer falta ni verte ni tenerte para que mi cariño crezca; solo basta cerrar mis ojos y saber que existes.

10. El amor no se trata de encontrar a alguien con quién vivir, sino de encontrar a alguien con quien no se puede dejar de vivir.

11. Aunque físicamente el corazón esté en mi cuerpo, el verdadero dueño eres tú.

12. Si sumas todas las estrellas del cielo, todos los granitos de arena en los océanos, todas las rosas en el mundo y todas las sonrisas que haya habido en la historia del mundo, empezarás a tener una idea de cuánto te quiero.

13. Un día dejé caer una lágrima en el océano. El día que la encuentre ese día dejare de quererte.

14. Ni te emociones, sólo te quiero para escucharte reír, tener hijos contigo, verlos crecer y envejecer a tu lado, nada formal.

15. Ya llegué - ¿De dónde, si has estado enfrente de mí todo este tiempo? - De tus ojos, me había perdido en ellos.

16. Eres como una canción en inglés. - ¿Y por qué? - No te entiendo, pero me gustas.

17. Quien puede hablar con los ojos, también puede besar con la mirada.

18. Algunos discuten y esperan a que pase la tormenta, nosotros simplemente intentamos ser felices en lo adverso. Te quiero mucho, amada mía.

19. Lo que amo de ti es tu interior. Mi corazón late por ti, por lo que eres, por lo que siento cuando estoy a tu lado.

20. Por tu amor es por lo que vivo, por lo que sueño y lo único por lo que muero. Te quiero demasiado, sol de mi corazón.

21. Hoy que siento amarte hasta lo infinito, te doy gracias por estar aquí junto a mí. Tú eres la fuerza y el motivo que me impulsa a seguir. Te pido que nunca te alejes de mí.

22. La luz de mi camino eres tú. Sin ti no puedo vivir, no puedo soñar, se me hará imposible vencer los obstáculos al caminar. Te amaré por el resto de mis días.

23. Me gusta mucho alguien - ¿Y es bonita esa persona? – Sí: TÚ eres muy bonita.

24. Es cierto, los hombres rompen muchos corazones. Pero solo los caballeros los reparan.

25. Si quieres a alguien por su belleza, no es amor, es deseo. Si quieres a alguien por su inteligencia, no es amor, es admiración. Si quieres a alguien porque es rico, no es amor, es interés. Si quieres a alguien y no sabes por qué, eso es amor.

26. Nunca ignores a una persona que te ama y cuida de ti, porque un día puedes darte cuenta de que has perdido la luna contando las estrellas.

Fantasmas reales


FANTASMAS REALES EN UN MUNDO REAL

Para comenzar este artículo, acerca de todo lo que tiene que ver con los seres que están interesados en asustar a la gente que está su paso, los cuales reciben el nombre de fantasmas, el asunto es si en realidad pertenecen al mundo real aunque sean espíritus o se trata de engaños visuales de la gente.

Algunas personas dicen que han visto seres extraños y que bien diferentes a los demás que viven en la tierra, los cuales por lo general son de color gris que se cruzan por el lugar donde están las personas, con el único fin de producir miedo entre ellas. Estas son bien diferentes en lo relacionado con su forma.

También se dice que se puede ver a través de estos seres, que no pisan la tierra y algunas de ellas incompletas o no tienen la forma definida de su cara, también y lo más raro es que aparecen con figuras no muy claras, sin embargo, tienen forma de seres humanos común y corriente. Son fantasmas reales.

Algunos los han visto y dicen que son fantasmas reales

Se comenta que algunosseres han sido vistos entrando o saliendo sin usar las puertas de las casas. En realidad la idea de la mayoría de las personas es que éstos pertenecen al campo de lo irreal o ficticio, pero, las personas que los han visto dicen que son tan reales que hasta casi se pueden tocar.

Para algunas personas versadas en esto, dicen que su aparición no es más que de unos pocos segundos y que raramente llega a una duración de un minuto. Cuando esto ocurre se presume que puede presentarse temperaturas diferentes. A la aparición de estos seres puede acompañarlos cosas extrañas.

En algunas veces suceden cosas que son inexplicables a las personas. Algunas veces esto sucede esporádicamente, su aparición produce en los seres humanos efectos nocivos, los cuales suceden mucho, dicen algunas personas que ellas han medidolos impactos que son fantasmas reales.

Otra cosa que se afirma es que en algunos lugares, estos seres raros no dejan que los seres humanos puedan conseguir evidencias que los identifiquen, razón por la que a veces se torna difícil poder demostrar la existencia de ellos como seres reales.

Las evidencias demuestran que existen los fantasmas reales y que asustan a muchas personas que se crucen a su paso y al parecer hacen que los seres hombres sientan sensaciones extrañas; puede ser también que estén relacionados con cosas que no pertenezcan a la vida real de las personas.

Por lo anteriormente dicho se puede pensar en que algunas personas se han dado a la tarea de hacer que aparezcan seres extraños de la nada. Con esto no se quiere decir que los fantasmas sólo se trata de trucos producidos por el ingenio humano para asustar a los demás.

Esto lo han hecho por medio de corrientes y estímulos en cierta parte del cuerpo o del cerebro y han intentado relacionarlo con entornos geológicos concretos de materiales transductores y fenómenos como la piezoelectricidad, fundamentando en estas investigaciones, algunos mecanismos tecnológicos.

Estos ingenios han sido realizados para hacer aparecer elementos extraños como si fuesen espíritus que aparecen para asustar a las personas. Alguien dijo: “no hay que creer en brujas, pero que las hay, las hay”. La situación es que no se debe estar pensando siempre en fantasmas, pero sí existen.

Muchas personas han sido asustadas por los fantasmas en diversas formas y circunstancias, razón por la que se debe tomar como una realidad existente. Al igual que las leyendas, los fantasmas se relacionan con cierto lugar en el que siempre se mueven, la diferencia es que las leyendas son sólo ficticias.

Algunos seres extraños son relacionados con seres capaces de transportar objetos de poco peso, pero siempre con fines malos. Se supone que ellos actúan como si estuviesen obedeciendo, según su programación en la que se encuentren. Muchos de ellos parecen a los fantasmas reales.

Estos seres que asustan a la gente y que pueden ser reales, pueden ser evidenciados como lo que son por sus apariciones y haciendo cosas que no hacen los humanos generalmente, cuando se contemplan parece que se están viendo seres humanos, lo único diferente con ellas y los humanos es el tiempo.

Para los pueblos primitivos, estos seres feroces tenían existencia corta e infeliz, eran incapaces de realizar actos como los de los humanos, por ejemplo el de modificar la conducta de un ser humano, desde luego que no pueden dar vida, en realidad, para ellos era claro que su función era diferente.

Lo que son los fantasmas reales

Existe la creencia que estos seres que la gente llama fantasmas reales obedecen a seres que han muerto y se desplazan por la tierra sólo para asustar, pero otros creen que son seres espirituales, de los cuales nada se sabe. Los unos y los otros pueden ser sólo producto de la imaginación.

Al fin y al cabo un fantasma se puede construir en la imaginación humana cuando se tienen ideas preconcebidas o cuando se comienza por formar personajes imaginarios que ni siquiera se conocen, sino que se comienza a tener ciertas alucinaciones con seres inexistentes, malos que producen miedo.

Estos producen trastornos emocionales irresistibles. Según dicen los espiritistas, no cuidar esas actitudes puede ser demasiado peligroso.

Según dicen los espiritistas el no cuidar estas actitudes, una persona puede formar parte de los fantasmas reales de los que se ha venido hablando en este artículo. Esto puede o no puede ser real, sin embargo, lo que sí es un hecho es que los fantasmas son reales y aunque puedan ser fantasmas reales.

Generalmente los fantasmas se asocian con espíritus malos que deambulan por las calles y entran en las casas sin tener que usar las puertas para ello.

Síntomas de ansiedad

Te presentamos los síntomas de ansiedad


La ansiedad es un sentimiento natural que se puede asimilar como una conducta aceptable ante las situaciones que estimamos peligrosas. Cuando la ansiedad excede en frecuencia, intensidad o duración, deja de ser normal para convertirse en un problema.

La ansiedad es un desarreglo emocional más o menos común en la actualidad, y puede llevar a serios problemas si se sale de control ya que desestabiliza a la persona y le impide desarrollar sus actividades diarias.

Cuáles son los síntomas de ansiedad

Las pruebas de la ansiedad son muy diversas y se pueden clasificar en varias categorías:

  • Psicológicos: Agobio, inquietud, peligro o sensación de amenaza, inseguridad, ganas de atacar o huir, sensación de despersonalización o extrañeza, sensación de vacío, temor a perder el control, sospechas, recelos, dificultad para tomar decisiones, incertidumbre. Hay casos más extremados como la locura, temor la muerte o suicidio.
  • Síntomas físicos: Palpitaciones, taquicardia, falta de aire, opresión en el pecho, sudoración, temblores, molestias digestivas, vómitos, náuseas, alteraciones de la alimentación, "nudo" en el estómago, rigidez y tensión muscular, hormigueo, cansancio, inestabilidad y sensación de mareo. Si la activación neurofisiológica es muy elevada la manifestación que puede aparecer es alteración en el sueño, además en la respuesta sexual y la alimentación.
  • Cognitivos o Intelectuales: Dificultades de concentración y memoria, preocupación excesiva, incremento de los descuidos y despistes, pensamientos importunos y distorsionados, expectativas negativas, sensación de confusión e incremento de las dudas y tendencia a recordar sobre todo cosas malas, abuso de la sospecha y la prevención, sobrevalorar pequeños detalles desfavorables, susceptibilidad, interpretaciones inadecuadas, etc.
  • De conducta: Vigilancia exagerada, Estado de alerta, dificultad para actuar o torpeza, bloqueos, inquietud motora, impulsividad, dificultad para estarse en reposo y quieto. Dichos síntomas vienen seguidos de alteraciones en el lenguaje corporal y la expresividad corporal: rigidez, posturas cerradas, cambios en la voz, movimientos torpes de brazos y manos, tensión de las mandíbulas, crispación o duda, expresión facial de asombro, etc.
  • Sociales: Ensimismamiento, irritabilidad, dificultades para seguir una conversación y en algunos casos verborrea en otros, problemas para expresar opiniones propias o hacer cumplir los derechos propios, quedarse en blanco a la hora de responder o preguntar, temor excesivo a posibles conflictos, etc.
¿Cómo se adquiere este desarreglo emocional?

La ansiedad, el estrés y el temor son formas que interactúan entre sí, de tal forma que el estrés es considerado como la contestación subjetiva al temor y esta respuesta tiene que ver con una intranquilidad presente seguida de una intranquilidad futura.

Además hay que tener en cuenta que la ansiedad tiene que ver mucho con la depresión y un punto de vínculo entre las dos es la intranquilidad. Dicho de otro modo, las dudas e intranquilidades sobre el individuo en sí, suelen ser mecanismos de la depresión, en tanto que las intranquilidades de sucesos externos, con asiduidad son síntomas de ansiedad abierta.

En síntesis, se puede decir que la ansiedad no tiene un origen definido, en comparación a las fobias, que habitualmente tienen un objeto que las ocasiona (arañas, víboras, altura).

La falta de estructuras es a menudo un factor que causa la ansiedad. Por ejemplo se puede apreciar en una persona que se conduce de manera apropiada de lunes a viernes con esquema de trabajo planeado, pero no tolera y se desespera cuando el fin de semana no tiene una estructura definida

Otra ilustración es cuando las personas que se retiran de trabajar, de repente se encuentran sin ninguna estructura definida, queda en el vacío; lo que ocasiona un aumento de la ansiedad y produce serias dificultades, llegando fácilmente a la depresión y muchas veces hasta el suicidio.

Acciones a realizar cuando hay sospecha de un trastorno de ansiedad

Lo más significativo es tratar de estar sereno, y pensar que la angustia de la ansiedad no es el fin del mundo. En realidad es uno de los trastornos psicológicos más comunes en estos días, por lo que no hay definitivamente nada de qué avergonzarse, si se presentan síntomas de ansiedad.

Cuando se presenten síntomas, lo indicado es consultar con un psicólogo, conforme se consulta con el médico cuando se tiene una enfermedad física.

El diagnóstico se establece con base a la historia clínica y dependiendo de los resultados, se inicia el tratamiento, que se divide en 4 grupos a saber.

Psicológico: Para corregir las creencias erróneas en el manejo de los trastornos de ansiedad.

Cuando las relaciones interpersonales son uno de los factores las más relevantes del padecimiento, se pueden utilizar terapias individuales, como el tratamiento de la realidad o el análisis transaccional.

También puede ser útil la terapia familiar o de pareja en los casos de ansiedad que el paciente tiene conflictos para tratar con otros.

Conductuales: Los métodos de relajación pueden ser útiles en ocasiones para reducir y aminorar las crisis de ansiedad. La desensibilización, llevando al paciente a dosis progresivas de un objeto o una situación angustiante, es una técnica eficaz y que la persona puede practicar fuera de la sesión de terapia.

Para un mejor resultado de esta terapia, es recomendable pedir ayuda al psicólogo, el cual decidirá qué manejo es el más conveniente.

Médico: Desde el punto de vista médico, el manejo de ansiolíticos como las benzodiacepinas son los medicamentos indicados en casi todos los casos de ansiedad generalizada.

Los bloqueadores beta como el propanolol pueden ser útiles para reducir la ansiedad somáticos periféricos.

Se utilizan también otros fármacos que pueden ser útiles en el tratamiento de la ansiedad, pero es recomendable la formulación hecha por médicos especialistas.

Sociales: Todas las ayudas y apoyos para conservar la estructura social, alivia la ansiedad y hay que conservar las actividades de trabajo, escuela y actividades sociales.

Finalmente para evitar esta enfermedad, es necesario mantenernos muy equilibrados y estar alerta a los posibles síntomas de ansiedad que se puedan presentar para no dejar que esta situación se vuelva crónica.

Consejos para ser feliz

Muchas son las fuentes en las que el ser humano ha pretendido encontrar ese elixir que pueda brindarles una vida plena sin perturbaciones.

Pareciera que hoy en día nadie es feliz, vivimos en un mundo lleno de quejas, reclamos, reproches, inconformidades que nos impide alcanzar paz y tranquilidad, nada nos tiene conforme, siempre estamos en busca de algo más. Nunca esta demás los consejos para ser feliz

Y es que, a medida que avanza la modernidad y la tecnología, el estado anímico de la mayoría de personas se tornado complicado, la inmediatez a la cual nos hemos sometemos a diario, ha convertido nuestra vida muy agitada. Todo el mundo va muy rápido, ya no tiempo para algunas cosas que antes parecían triviales, que hoy ya no suceden y aunque parezca mentira, hacían de nuestros días felices.

Si indagamos en las personas que sobrepasan los cuarenta años o más, aquellos que buscan consejos para ser feliz, siempre veremos en sus ojos un brillo especial al recordar la vida antigua, donde no existían computadoras, ni maquinas que nos faciliten la vida a tal punto de volvernos dependiente de ellas.

Sin ser pesimistas – y aunque sea molestoso para otras personas por el bullicio que provocan –, es poco común ver a los niños jugar en la calle, detrás de una pelota iniciando sus primeros pases practicando el futbol o mezclándose con otros niños del barrio inmersos en juegos como las escondidas, los encantados, entre otros.
Si algún día practicaste estos juegos de niño, estoy segura que te arranque una sonrisa y te convertirás en un personaje con la capacidad de dar consejos para ser feliz, porque fueron épocas felices, la felicidad no recaía en poseer un moderno juguete computarizado. Esa esfera de colores que a veces tenía aroma a frutas, el carrito que aceleraba impulsándolo hacia atrás y esa muñeca de cabellera larga, era el sinónimo de la felicidad.

En la actualidad, el juguete que llena las expectativas de cualquier niño es una computadora, una tablet, un play station, o un celular moderno. Todos estos objetos simplifican al menor a jugar solo o si tiene alguien al lado, ambos se concentran en observar un monitor tratando de dominar un juego. Ya no hay diálogo, interactuación, actividad física, sonrisas y carcajadas. Es bueno buscar los consejos para ser feliz de la misma naturaleza del ser.

A esta altura del artículo, te preguntas por qué la gente no es feliz, la respuesta es muy sencilla, nos hemos vuelto personajes inmersos en encajar en un mundo tecnológico y moderno que ha desplazado la convivencia e interactuación con nuestros seres queridos, amigos o compañeros.

Por ejemplo, antes los cumpleaños de un ser querido era muy esperado y de todas maneras la celebración era toda una ceremonia, desde la preparación del pastel. Recuerdo que las mamás se esmeraban en preparar esa deliciosa torta, cuya preparación convocaba a varios integrantes de la familia en la cocina, quienes miraban y ayudaban en el batido de huevos o cernir la harina, claro, todo bajo la atenta mirada supervisora de la mama o abuelita de la casa.

De igual forma, durante la cocción los niños no se cansaban de mirar a través del vidrio del horno, esperando que el bizcochuelo esté listo para la torta que sabia tan rico acompañado de un delicioso chocolate hecho en casa.

Ahora, esta ceremonia familiar se resume a ir a una pastelería a comprar una torta elaborada de manera industrial, y si esta es comprada en un centro comercial tiene más nivel. Un botellón de gaseosa reemplaza al chocolate que por si fuera poco es servido en vaso descartable.

Ahora, te das cuenta como hemos ido cambiando, parece irónico como miles de personas acuden a seminarios y congresos donde se tocan temas muy profundos que supuestamente te ofrece encontrar la clave para dar consejos para ser feliz.

Considero que la felicidad de la persona, se basa en estar bien con nuestros seres queridos, compartir momentos juntos, interactuar con ellos, retomar y hacer actividades juntos. Escribir una carta en papel y enviárselo mediante una agencia de correos, aún puede arrancar un suspiro o lagrima a el destinatario, y es que el mensaje de un manuscrito y un dibujito hecho a mano, puede conmover más que un correo electrónico, mensaje de texto o emoticon.

No, nos volvamos tan frígidos como un computador o celular, retomemos nuestros afectos y demostremos nuestros sentimientos.

No pierdas el tiempo leyendo libros o escuchando a personas que quizá no son nada felices, busca la felicidad en tu entorno con los tuyos, ama, perdona y olvida. Este es un buen inicio para ser feliz. ¡Inténtalo!

Podrían darte muchos consejos para ser feliz pero Gandhi hablaba de la felicidad interna, aquella que usted logra a partir del gozo de la felicidad de otras personas, aunque suene trillado, usted y yo podemos tener acceso a la felicidad en cuento también pueda generar, la felicidad que uno necesita dar, todos nacemos de un vientre, así que todos tenemos la misma oportunidad de lograr el éxito.

No me quiero enamorar

No me quiero enamorar, es una expresión de luchadores

En la actualidad se puede encontrar matrimonios en los que uno de los dos dice: me comencé a sentir cansado y acudí a mi cónyuge para decirle que hiciéramos algo, le decía y le decía, sin embargo, nunca me dio importancia y menos al tema de lo que le estaba diciendo, creo que no le interesaba.

De tanto insistirle también mi cónyuge se comenzó a cansar, por lo que comenzó una actitud indiferente hacia mí, ahora me comenzó a hablar en forma despectiva, al punto que ya casi me sentía en un mar de frustración en el que mi pareja me estaba introduciendo quizá sin darse cuenta de ello.

El asunto es que lo que para mi cónyuge era algo sin valor para otros que encontraba a mi paso era relevante y me lo decían algunas personas del sexo opuesto, de tal manera que me encontraba entre la espada y la pared. No era que yo estuviese buscando una persona que me valorara en su lugar.

Cuando me encontraba entre el desprecio de mi pareja y la valoración que me brindaban de continuo otras personas me sentía en medio de una atentación, sin embargo, a la vez exclamaba no me quiero enamorar de nuevo, sin saber en qué puede parar una nueva relación que quizá puede ser un nuevo fracaso.

No es tan fácil cumplir con la frase: no me quiero enamorar

La historia imaginaria de lo que puede suceder en un momento dado entre dos personas que conforman una pareja matrimonial, se continúa y el asunto es que la persona comienza analizar y a hacer una analogía entre el trato de la persona que está unida en matrimonio y el transeúnte que le dice halagos.

El punto a favor del cónyuge indiferente es que se pretende que tiene asegurada a la otra persona y de veras que la persona que se ha convertido en víctima piensa en la vida moral, en que, qué podrán decir los amigos y familiares de cada uno de los dos esposos, esto le hace pensarlo en serio.

En este orden de ideas, siempre se dice: no me quiero enamorar de una persona que no está comprometida conmigo por los lasos del matrimonio. Al paso del tiempo y en vista de que la otra persona cada vez se torna más indiferente, mientras dentro de lo posible haya otra persona insistente.

Esta persona insistente que busca hablarle cada día con el fin de dominar sus temores y atar sus sentimientos hacia ella, logra que la víctima de desprecios e indiferencias por parte de su cónyuge, comience a considerar las insinuaciones y ya se inicia el tenue rayo de luz de una nueva relación en la penumbra de la inmensidad de una noche sin luna ni estrellas. En este momento los valores morales y éticos que se tengan comienzan a debilitarse, entrando en confusión.

La historia de vidas que se encuentran en este estado es inconmensurable, y lo peor de todo es que la gente comienza a juzgar la persona que se encuentra en esta situación, en vez de tratar de ayudarle hablando con la persona indiferente para que entre en razón de lo que está sucediendo y reaccione.

En realidad no es suficiente decir: no me quiero enamorar cuando se está en medio de las olas de alta mar de la confusión donde por un lado se experimenta un trato despectivo e indiferente y por otro unos brazos abiertos que ofrecen lo que desearía encontrar en su propio cónyuge.

La frase no me quiero enamorar pierde fuerza si se siente estar vencido.

Nadie que se sienta vencido por la buenas atenciones de aquella persona que no es la que recibió como su legítimo cónyuge, y por otro lado sienta el desprecio, el trato despectivo y la indiferencia de quien esperaría recibir el trato de la persona, puede estar tan fuerte como para rechazar sus propuestas.

Ya a esta altura la persona vencida de luchar comienza a inclinarse hacia donde no debe, pero este es el lado conde se podría sentir mejor, no puede decirle al corazón que deje de latir cuando vea la otra persona que abre sus brazos y le dice ven a mí que yo tengo para darte todo lo que te hace falta.

Claro que de todas maneras la persona seguirá repitiéndose: no me quiero enamorar de una persona que no sea mi cónyuge, seguirá luchando, aunque ya sin fuerzas, sólo como por hacer el último esfuerzo con el fin de que su conciencia no le a cuse de su decisión, pero a más de la mitad de río.

Desde luego que la tercera persona estará luchando con más insistencia para lograr su cometido, aunque ya se está dando cuenta que tiene un setenta y cinco por ciento de la victoria a su favor. Está bien, dice la persona en problemas, vamos a comenzar a conocernos y sólo pensemos en pasear.

Pasemos algunos momentos de distracción saliendo a algunos lugares a pasear, sin abrigar la idea de nada más porque no conviene nada más. La pregunta que habría para hacer es: en realidad esto se puede lograr sin que nada más pase entre dos personas donde ya está latente la obsesión del amor.

Las salidas de cada mes al comienzo, se intensifican a cada quince día, luego cada fin de semana y se inicia una cercanía a través de teléfono y notas donde se tratan como verdaderos amigos y el clima de una relación se está poniendo en el punto hasta llegar a encontrarse de nuevo en confusión la víctima. Puede ser que aquí esté gritando con mayor fuerza: no me quiero enamorar de esta persona, sin embargo, ya sus sentimientos están dominados y es demasiado tarde para retroceder.

Frases de despedida

Los momentos de adiós se llevan lágrimas, recuerdos y grandes tristezas. Pero no se pueden evitar y están presentes durante toda nuestra vida.

1.    Se despidieron y en el adiós ya estaba la bienvenida. (Mario Benedetti)

2.    Te digo adiós si acaso te quiero todavía quizás no he de olvidarte... Pero te digo adiós No sé si me quisiste... No sé si te quería o tal vez nos quisimos demasiado los dos. (José Ángel Buesa)

3.    Te digo adiós para toda la vida, aunque toda la vida siga pensando en ti. (J.A. Buesa)

4.    ¿Quieres que conservemos una dulce memoria de este amor?, pues amémonos hoy mucho y mañana ¡digámonos, adiós! (Gustavo Adolfo Bécquer) Chau...amor mío, no me digas chau... que siento frió cuando vos te vas, si te quiero tanto que no puedo más (Eladia Acosta)

5.    Quizás te diga un día que dejé de quererte, aunque siga queriéndote más allá de la muerte; y acaso no comprendas en esta despedida, que, aunque el amor nos une, nos separa la vida.

6.    ¡Cómo lucha mi amor por asirte!, más si es duro tener que alejarte, mis palabras no deben herirte si mis besos no pueden curarte! (Agustín Blázquez)

7.    No pocas veces ya he dicho adiós; conozco las horas desgarradoras de la despedida (Nietzsche)

8.    Esperar duele. Olvidar duele. Pero el peor de los sufrimientos es no saber qué decisión tomar. (Paulo Coelho)

9.    Este adiós no maquilla un hasta luego, este nunca no esconde un ojalá, esta ceniza no juega con fuego, este ciego no mira para atrás. (Joaquín Sabina)

10.    Siempre hay un tiempo para marchar aunque no haya sitio a donde ir. (Tennessee Williams)

11.    Porque en cada sitio que estés, porque en cada sitio que esté, en las cosas que vives, yo también viviré. (Laura Pausini)

12.    Te digo adiós si acaso te quiero todavía quizás no he de olvidarte... Pero te digo adiós No sé si me quisiste... No sé si te quería o tal vez nos quisimos demasiado los dos. (José Ángel Buesa)

13.    Siempre hay que saber cuándo una etapa llega a su fin. Cerrando ciclos, cerrando puertas, terminando capítulos; no importa el nombre que le demos, lo que importa es dejar en el pasado los momentos de la vida que ya se han acabado. (Paulo Coelho)

14.    ¿Quieres que conservemos una dulce memoria de este amor?, pues amémonos hoy mucho y mañana ¡digámonos, adiós! (Gustavo Adolfo Bécquer)

15.    Las despedidas siempre duelen, aún cuando haga tiempo que se ansíen. (Arthur Schnitzler)

16.    Sólo en la agonía de despedirnos somos capaces de comprender la profundidad de nuestro amor. (George Eliot)

17.    La casa estaba vacía en la hora de la despedida, y sin embargo quedaban las cosas de nuestra vida. (Alaíde Foppa)

18.    Adiós, mi amor querido. Gracias por todo lo que me diste, y gracias por cada vez que vuelvas a pensar en mí. (Alejandro Casona)

19.    Lo que más nos aproxima a una persona es esa despedida, cuando acabamos separándonos, porque el sentimiento y el juicio no quieren ya marchar juntos; y aporreamos con violencia el muro que la naturaleza ha alzado entre ella y nosotros. (Friedrich Nietzsche)

20.    Nos separamos y ahora me quedo solo a la sombra del árbol. (Masaoka Shiki)

21.    El reloj, en mi muñeca, dice que son las cinco de la tarde. La hora de los adioses, la hora en que la misma tarde agita nubecillas en despedida. (Jorge Debravo)
22.    Mariposa: qué triste me quedo sin tu luz que mi amor ilumina, te me vas... Te me vas... Y no puedo retener tu silueta divina. (Agustín Acosta)

23.    Y al partir serán estas mis últimas palabras: Me voy, dejo mi amor detrás. (Rabindranath Tagore)

24.    No me resigno a dar la despedida a tal altivo y firme sentimiento que tanto impulso y luz diera a mi vida. (Manuel Altolaguirre)

Poemas para enamorar


1. Yo quisiera salvar esa distancia, ese abismo fatal que nos divide, y embriagarme de amor con la fragancia, mística y pura que tu ser despide. Yo quisiera ser uno de los lazos con que decoras tus radiantes sienes; Yo quisiera, en el cielo de tus brazos, ¡beber la gloria que en tus labios tienes!. Yo quisiera ser agua y que en mis olas, que en mis olas vinieras a bañarte para poder, como lo sueño a solas, a un mismo tiempo por doquier besarte. Yo quisiera ser lino, y en tu pecho, allá en las sombras, con ardor cubrirte, temblar con los temblores de tu pecho y morir del placer de comprimirte. ¡Oh! ¡Yo quisiera mucho más! ¡Quisiera llevar en mí, como la nube, el fuego; más no, como la nube en su carrera, ¡para estallar y separarnos luego!. Yo quisiera en mí mismo confundirte, Confundirte en mí mismo y entrañarte; Yo quisiera en perfume convertirte, convertirte en perfume y aspirarte. Aspirarte en un soplo como esencia, y unir a mis latidos tus latidos, y unir a mi existencia tu existencia, y unir a mis sentidos tus sentidos. Aspirarte en un soplo del ambiente, y así verter sobre mi vida en calma toda la llama de tu pecho ardiente y todo el éter de lo azul de tu alma. Aspirarte, mujer... De ti llenarme. Y en ciego y sordo y mudo constituirme, y ciego y sordo y mudo consagrarme al deleite supremo de sentirte y la dicha suprema de adorarte. (Salvador Díaz Mirón)

2. Cuando te tengo y me tienes, somos la eterna pareja, somos la forma indivisa, somos isla en las tinieblas. Cuando navego fundido por tu espesada indolencia, cuando, abrazándose, encuentro la redondez del planeta, somos a muerte la vida que en mí tiembla, que tú encierras. Allá fuera queda el mundo con sus relojes a vueltas, sus faroles alienados, sus timbres siempre de urgencia. Aquí dentro, tú y yo juntos completamos la conciencia. (Gabriel Celaya)

3. A fuerza de hablar de amor, uno llega a enamorarse. Nada tan fácil. Esta es la pasión más natural del hombre. (Blaise Pascal)

4. El amor debería perdonar todos los pecados, menos los pecados contra el amor mismo. Y perdonar todas las vidas, menos las vidas sin amor. (Oscar Wilde)

5. Nada más hermoso que un amor que ha capeado las tormentas de la vida. El amor del joven es la iniciación de la vida. Pero el amor del viejo por el viejo, es el comienzo de cosas más perdurables. La raíz de todas las pasiones es el amor. De él nace la tristeza, el gozo, la alegría y la desesperación. (Lope de Vega)

6. El enamorado de un alma bella permanecerá fiel durante toda su vida, porque ama una cosa permanente. (Platón)

7. Podrá nublarse el sol eternamente; podrá secarse en un instante el mar; podrá romperse el eje de la tierra como un cristal. ¡Todo sucederá! Podrá la muerte cubrirme con su fúnebre crepón, pero jamás en mi podrá apagarse la llama de tu amor. (Gustavo Adolfo Becquer)

8. Oh, eterno amor, que en tu inmortal carrera das a los seres vida y movimiento, con que entusiasta admiración te siento, aunque invisible, palpitar quiera! Esclava tuya, la creación entera se estremece y anima con tu aliento; y es tu grandeza tal, que el pensamiento te proclamara Dios si Dios no hubiera. Los impalpables átomos combinas con tu soplo magnético y fecundo: tu creas, tu transformas, tu iluminas; y en el cielo infinito, en el profundo mar, en la tierra atónita dominas, amor, eterno amor, alma del mundo! (Gaspar Núñez de Arce)

¿Cómo hacer trenzas?


Cuando se va a hacer una trenza por primera vez es importante o más bien apropiado practicar primero en el cabello de otra persona y después ya podrás hacerte tus propias trenzas, que son muy lindas y dan un aspecto muy agradable.

Primera trenza: se debe tomar una porción de cabello que vaya de sien a sien, posteriormente se divide el cabello en tres partes iguales, cuando ya estén divididos los mechones, se debe colocar el primero entre el segundo y el tercero y el tercero entre el primero y el segundo, esta misma acción se realiza una vez y de ahí se toma un mechón del lado izquierdo y se une al segundo mechón original y se entrelaza con el tercer mechón.

Después de esto para lograr una trenza diferente a la tradicional se toma un mechón del lado derecho y se une con el primer mechón original y se entrelaza con el segundo, de esta manera se sigue mezclando todo el cabello con la trenza original, para que se tenga como resultado una linda trenza cocida y una buena forma de saber cómo hacer una trenzas diferente.

Segunda trenza, esta se conoce como la trenza sirena, es muy bonita y permite que se tenga el cabello de forma agradable, esta trenza es especial para las personas que tienen el cabello muy largo, aunque se puede hacer también en las que no lo tienen tan largo.

Lo primero que se debe hacer para saber cómo hacer una trenzas sirena es dividir todo el cabello en dos partes y las dos se colocan sobre un hombro, se hace con cada una de las partes una trenza tradicional de tres mechones y se sujeta en los extremos con una banda elástica, es importante tener en cuenta que esta trenza no se realiza colocando los mechones encima, sino que se hace uniéndolos por detrás.

Ahora lo que se debe hacer es despeina un poco las trenzas, para que queden un poco más sueltas, pero que no se vayan a soltar, posteriormente se deben unir las dos trenzas juntando los dos extremos con una bandita elástica o algo con que sujetarlo. Para finalizar esta trenza se deben unir las dos en el centro con una pequeña horquilla o pinza, que sea pequeña para que no se note mucho, ojala que sea del mismo color del cabello para que pase camuflada.

Siguiendo con trenzas muy bonitas, esta se llama cola de pez, lo primero que se debe hacer es coger una cola de caballo que no sea muy alta, detrás de la nuca, divide el cabello de la cola de caballo en dos partes y coge una con cada mano, a la primera parte se le saca algunos mechones, el ultimo mechón que sería el tercero se cruza entre el primero y el segundo.

Cuando se cruce el tercer mechón se une al segundo, para que de esta forma vuelvan a quedar dos partes, se debe separar un mechón de la parte superior de la parte dos y se cruza para después unirse con la parte inicial 1, este proceso se debe continuar hasta que se termine en el extremo del cabello, cuando se tenga la trenza hasta abajo se sujeta con una bandita.

Es apropiado despeinar un poco la trenza, ya que así se ve más bonita y llamativa y se podrá utilizar en diversidad de ocasiones, tanto para algo información como para un evento donde se tenga que vestir elegantemente.

¿Cómo hacer trenzas con la mitad del cabello?


La trenza que vamos a nombrar a continuación es la cascada, esta es muy bonita y se puede lucir al mismo tiempo el cabello largo suelto. Lo primero que se debe hacer es seleccionar en la parte superior de la cabeza un mechón de cabello, para este peinado es preferible que se tenga el cabello parejo.

El mechón seleccionado debe formar un triángulo, después se divide este mechón en tres secciones de igual tamaño, la primera vez se hace la trenza de la forma tradicional, en la segunda vuelta se debe tomar un mechón más de la parte de arriba de la cabeza y de junta con uno de los mechones que se van a trenzar.

Después el mechón que quede en la parte de arriba se pasa a la hacia delante, al área de la frente, se toma otro pedazo de cabello del área de adelante para que remplace el que se dejo al frente, la trenza se va realizando de forma vertical por el centro de la cabeza y se hace lo mismo en cada vuelta se saca un mechón y se deja suelto y a cambio de toma un mechón nuevo.

Esta trenza puede ser tan larga como se desee, lo importante es que los mechones que se vayan soltando den el aspecto de una cascada. Esta es una forma sencilla de saber cómo hacer trenzas bonitas que se pueda utilizar en diversidad de ocasiones.

¿En qué momento es apropiado llevar trenzas?

Existen trenzas para todas las ocasiones por eso es apropiado saber cómo hacer trenzas de diversas clases y así poder variar y tener siempre un aspecto bonito y llamativo.

Frases de desamor



El amor inspira los sentimientos más profundos y la expresión más sincera pero... también tiene su parte de sufrimiento.

1. La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener. (Gabriel García Márquez)

2. Ofrecer amistad al que pide amor es como dar pan al que muere de sed. (Ovidio)

3. Porque el amor cuando no muere, mata. Porque amores que matan nunca mueren. (Joaquín Sabina)

4. La amistad puede ascender a amor, y a menudo lo hace, pero el amor nunca desciende a amistad.

5. Es duro, es doloroso, no ser amado cuando se ama todavía, pero es bastante más duro ser todavía amado cuando ya no se ama. (Georges Courteline)

6. Las heridas que no se ven son las más profundas. (William Shakespeare)

7. ¿En qué hondonada esconderé mi alma para que no vea tu ausencia que como un sol terrible, sin ocaso, brilla definitiva y despiadada? (Jorge Luis Borges)

8. Puedes olvidar a aquél con el que has reído pero no a aquél con el que has llorado. (Khalil Gibrán)

9. En el amor todo ha terminado cuando uno de los amantes piensa que sería posible una ruptura. (Paul Charles Bourget)

10. Muy a menudo, las lágrimas son la última sonrisa del amor. (Stendhal)

11. Lo que no va en lágrimas va en suspiros. (Proverbio español)

12. Caza, guerra y amores, por un placer mil dolores. (Proverbio español)

13. No hay peor desamor que el perder la autoestima en uno mismo. (Pedro Sin)

14. Cuanto antes sufras el desamor antes podrás volver a enamorarte. (George Pellicer)

15. Lo peor no es dejar de amar a alguien, lo peor es seguir amando a alguien que ya no está. (Pedro Sin)

16. El porqué volvemos a amar tras ser abandonados es un misterio tan grande como la misma existencia humana.(George Pellicer)

17. Contigo todo sin ti nada. (George Pellicer)

18. Donde hay amor, hay dolor. (Proverbio español)

19. Entre ella y él se había situado el asiduo compañero de las almas enfermas, de los corazones heridos, de los espíritus al final de todo: el aburrimiento. (Alejandro Dumas)

20. Puedo estar a tu lado como si no estuviera, y encontrarte cien veces, así como al azar... puedo verte con otro, sin suspirar siquiera, y no puedo olvidar. (José Ángel Buesa)

21. No llores por quien no te ama, ama a quien por tí llora. (Shakira)

22. Hoy no me alegran los almendros del huerto. Son tu recuerdo. (Jorge Luis Borges)

23. Del corazón no se arranca nada, el corazón no es de papel y, en él, la vida no está escrita con tinta, no se puede romper en trozos, no se pueden borrar largos años que se han impreso en el cerebro, en el alma. (Vasili Grossman)

24. Es tan corto el amor y tan largo el olvido. (Pablo Neruda)

25. Felicidad es el sueño del amor y tristeza su despertar. (Madame Basta)

26. Viviendo con alguien que amas puedes sentir más soledad que viviendo completamente a solas... Si quien amas no te ama. (Tennessee Williams)

27. Si dejas a alguien le dejas de verdad, sin dar marcha atrás. No tiene sentido llorar por la leche derramada. (Vasili Grossman)

28. El amor nunca muere de hambre; con frecuencia de indigestión. (Ninon de Lenclos)

29. No ser amado es una simple desventura. La verdadera desgracia es no saber amar. (Albert Camus)

30. Hay un tren que va directo al centro del amor, y se cae siempre al mar y te ahoga el dolor. (Fito Páez)

31. El amor es tan importante como la comida. Pero no alimenta. (Gabriel García Márquez)

32. Cuanto más se ama a un amante, más cerca se está de odiarle. (François de la Rochefoucauld)

Frases para reflexionar


Resulta sano y, muchas veces, necesario tomarse unos minutos de día para pensar en silencio acerca de los momentos de la vida.

1. Se conoce mucho mejor el fondo del valle cuando se está en la cumbre de las montañas. (Napoleón)

2. Sabido es que, en todas las culturas, los sueños se atribuyen tradicionalmente a los jóvenes y los recuerdos a los ancianos. (Schereiner)

3. Nunca será tarde para buscar un mundo mejor y más nuevo, si en el empeño ponemos coraje y esperanza. (Lord Tennyson)

4. No hay cosa que haga más daño a una nacion como el que la gente astuta pase por inteligente.(Francis Bacón)

5. Nada nos engaña tanto como nuestro propio juicio. (Leonardo da Vinci)

6. Enseñar es aprender dos veces. (Joseph Joubert)

7. La violencia (incluida la verbal, la más cotidiana, la violencia del que culpa sin razón, la del que riñe hasta que aburre) es siempre un acto de debilidad y la operan quienes se sienten perdidos. Paul Valery La libertad no es la ausencia original de condicionamientos, sino la conquista de una autonomía simbólica por medio del aprendizaje que nos aclimata a innovaciones y elecciones sólo posibles dentro de la comunidad. (Fernando Savater)

8. El poder tiende a corromper, el poder absoluto corrompe absolutamente. (Acton, Lord)

9. La educación de la mujer no puede llamarse tal educación, sino doma, pues se propone por fin la obediencia, la pasividad y la sumisión. (Pardo Bazán, Emilia)

10. Agradezco no ser una de las ruedas del poder, sino una de las criaturas que son aplastadas por ellas. (Tagore, Rabindranath)

11. Todo poder excesivo dura poco. (Séneca, Lucio Anneo)

12. Todo poder es una conspiración permanente. (Balzac, Honoré)

13. Todos quieren ser amos y ninguno el dueño de sí mismo. (Foscolo, Ugo)

14. Cuando me encuentro con una criatura, encuentro la voluntad del poder. (Nietzsche, Friedrich)

15. Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres. (Heinrich Heine)

16. Todo poder humano se forma de paciencia y de tiempo. (Emerson, Ralph Waldo)

17. Todo poder cae a impulsos del mal que ha hecho. Cada falta que ha cometido se convierte, tarde o temprano, en un ariete que contribuye a derribarlo. (Arenal, Concepción)

18. Los hombres, tal como son, se inclinan por naturaleza a ir en pos del dinero o del poder, y del poder porque vale tanto como el dinero. (Emerson, Ralph Waldo)

19. En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él. (Kennedy, John Fitzgerald)

20. Para que no se pueda abusar del poder, es preciso que el poder detenga al poder. (Montesquiu)

21. Esto es poder: tomar en tus manos el miedo de otra persona y mostrárselo. (Amy Tan)

22. Cualquier poder que no se basa en la unión, es débil. (La Fontaine)

23. El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad. (Beethoven)

24. Siempre que algo tiene poder para el bien, tiene el correspondiente poder para el mal. (Tom Morris)

25. Con un poder absoluto hasta a un burro el resulta fácil gobernar. (Conde de Cavour)

26. Si te propones algún día mandar con dignidad, debes servir con diligencia. (Lord Chesterfield)

27. Quien todo lo puede ha de temerlo todo. (Pierre Corneille)

28. No cambies la salud por la riqueza, ni la libertad por el poder. (Benjamín Franklin)

29. Casi todos podemos soportar la adversidad, pero si queréis probar el carácter de un hombre, dadle poder. (Abraham Lincoln)

30. El hombre más poderoso es el que es dueño de sí mismo. (Séneca)

31. El máximo de poder es la iniciación de la decadencia. (Lin Yutang)

32. Por los defectos de los demás el sabio corrige los propios. (Publilio Siro)

33. No hay educación si no hay verdad que transmitir, si todo es más o menos verdad, si cada cual tiene su verdad igualmente respetable y no se puede decidir racionalmente entre tanta diversidad. (Fernando Savater)