Poemas para enamorar


1. Yo quisiera salvar esa distancia, ese abismo fatal que nos divide, y embriagarme de amor con la fragancia, mística y pura que tu ser despide. Yo quisiera ser uno de los lazos con que decoras tus radiantes sienes; Yo quisiera, en el cielo de tus brazos, ¡beber la gloria que en tus labios tienes!. Yo quisiera ser agua y que en mis olas, que en mis olas vinieras a bañarte para poder, como lo sueño a solas, a un mismo tiempo por doquier besarte. Yo quisiera ser lino, y en tu pecho, allá en las sombras, con ardor cubrirte, temblar con los temblores de tu pecho y morir del placer de comprimirte. ¡Oh! ¡Yo quisiera mucho más! ¡Quisiera llevar en mí, como la nube, el fuego; más no, como la nube en su carrera, ¡para estallar y separarnos luego!. Yo quisiera en mí mismo confundirte, Confundirte en mí mismo y entrañarte; Yo quisiera en perfume convertirte, convertirte en perfume y aspirarte. Aspirarte en un soplo como esencia, y unir a mis latidos tus latidos, y unir a mi existencia tu existencia, y unir a mis sentidos tus sentidos. Aspirarte en un soplo del ambiente, y así verter sobre mi vida en calma toda la llama de tu pecho ardiente y todo el éter de lo azul de tu alma. Aspirarte, mujer... De ti llenarme. Y en ciego y sordo y mudo constituirme, y ciego y sordo y mudo consagrarme al deleite supremo de sentirte y la dicha suprema de adorarte. (Salvador Díaz Mirón)

2. Cuando te tengo y me tienes, somos la eterna pareja, somos la forma indivisa, somos isla en las tinieblas. Cuando navego fundido por tu espesada indolencia, cuando, abrazándose, encuentro la redondez del planeta, somos a muerte la vida que en mí tiembla, que tú encierras. Allá fuera queda el mundo con sus relojes a vueltas, sus faroles alienados, sus timbres siempre de urgencia. Aquí dentro, tú y yo juntos completamos la conciencia. (Gabriel Celaya)

3. A fuerza de hablar de amor, uno llega a enamorarse. Nada tan fácil. Esta es la pasión más natural del hombre. (Blaise Pascal)

4. El amor debería perdonar todos los pecados, menos los pecados contra el amor mismo. Y perdonar todas las vidas, menos las vidas sin amor. (Oscar Wilde)

5. Nada más hermoso que un amor que ha capeado las tormentas de la vida. El amor del joven es la iniciación de la vida. Pero el amor del viejo por el viejo, es el comienzo de cosas más perdurables. La raíz de todas las pasiones es el amor. De él nace la tristeza, el gozo, la alegría y la desesperación. (Lope de Vega)

6. El enamorado de un alma bella permanecerá fiel durante toda su vida, porque ama una cosa permanente. (Platón)

7. Podrá nublarse el sol eternamente; podrá secarse en un instante el mar; podrá romperse el eje de la tierra como un cristal. ¡Todo sucederá! Podrá la muerte cubrirme con su fúnebre crepón, pero jamás en mi podrá apagarse la llama de tu amor. (Gustavo Adolfo Becquer)

8. Oh, eterno amor, que en tu inmortal carrera das a los seres vida y movimiento, con que entusiasta admiración te siento, aunque invisible, palpitar quiera! Esclava tuya, la creación entera se estremece y anima con tu aliento; y es tu grandeza tal, que el pensamiento te proclamara Dios si Dios no hubiera. Los impalpables átomos combinas con tu soplo magnético y fecundo: tu creas, tu transformas, tu iluminas; y en el cielo infinito, en el profundo mar, en la tierra atónita dominas, amor, eterno amor, alma del mundo! (Gaspar Núñez de Arce)


No hay comentarios:

Publicar un comentario