Consejos para ser feliz

Muchas son las fuentes en las que el ser humano ha pretendido encontrar ese elixir que pueda brindarles una vida plena sin perturbaciones.

Pareciera que hoy en día nadie es feliz, vivimos en un mundo lleno de quejas, reclamos, reproches, inconformidades que nos impide alcanzar paz y tranquilidad, nada nos tiene conforme, siempre estamos en busca de algo más. Nunca esta demás los consejos para ser feliz

Y es que, a medida que avanza la modernidad y la tecnología, el estado anímico de la mayoría de personas se tornado complicado, la inmediatez a la cual nos hemos sometemos a diario, ha convertido nuestra vida muy agitada. Todo el mundo va muy rápido, ya no tiempo para algunas cosas que antes parecían triviales, que hoy ya no suceden y aunque parezca mentira, hacían de nuestros días felices.

Si indagamos en las personas que sobrepasan los cuarenta años o más, aquellos que buscan consejos para ser feliz, siempre veremos en sus ojos un brillo especial al recordar la vida antigua, donde no existían computadoras, ni maquinas que nos faciliten la vida a tal punto de volvernos dependiente de ellas.

Sin ser pesimistas – y aunque sea molestoso para otras personas por el bullicio que provocan –, es poco común ver a los niños jugar en la calle, detrás de una pelota iniciando sus primeros pases practicando el futbol o mezclándose con otros niños del barrio inmersos en juegos como las escondidas, los encantados, entre otros.
Si algún día practicaste estos juegos de niño, estoy segura que te arranque una sonrisa y te convertirás en un personaje con la capacidad de dar consejos para ser feliz, porque fueron épocas felices, la felicidad no recaía en poseer un moderno juguete computarizado. Esa esfera de colores que a veces tenía aroma a frutas, el carrito que aceleraba impulsándolo hacia atrás y esa muñeca de cabellera larga, era el sinónimo de la felicidad.

En la actualidad, el juguete que llena las expectativas de cualquier niño es una computadora, una tablet, un play station, o un celular moderno. Todos estos objetos simplifican al menor a jugar solo o si tiene alguien al lado, ambos se concentran en observar un monitor tratando de dominar un juego. Ya no hay diálogo, interactuación, actividad física, sonrisas y carcajadas. Es bueno buscar los consejos para ser feliz de la misma naturaleza del ser.

A esta altura del artículo, te preguntas por qué la gente no es feliz, la respuesta es muy sencilla, nos hemos vuelto personajes inmersos en encajar en un mundo tecnológico y moderno que ha desplazado la convivencia e interactuación con nuestros seres queridos, amigos o compañeros.

Por ejemplo, antes los cumpleaños de un ser querido era muy esperado y de todas maneras la celebración era toda una ceremonia, desde la preparación del pastel. Recuerdo que las mamás se esmeraban en preparar esa deliciosa torta, cuya preparación convocaba a varios integrantes de la familia en la cocina, quienes miraban y ayudaban en el batido de huevos o cernir la harina, claro, todo bajo la atenta mirada supervisora de la mama o abuelita de la casa.

De igual forma, durante la cocción los niños no se cansaban de mirar a través del vidrio del horno, esperando que el bizcochuelo esté listo para la torta que sabia tan rico acompañado de un delicioso chocolate hecho en casa.

Ahora, esta ceremonia familiar se resume a ir a una pastelería a comprar una torta elaborada de manera industrial, y si esta es comprada en un centro comercial tiene más nivel. Un botellón de gaseosa reemplaza al chocolate que por si fuera poco es servido en vaso descartable.

Ahora, te das cuenta como hemos ido cambiando, parece irónico como miles de personas acuden a seminarios y congresos donde se tocan temas muy profundos que supuestamente te ofrece encontrar la clave para dar consejos para ser feliz.

Considero que la felicidad de la persona, se basa en estar bien con nuestros seres queridos, compartir momentos juntos, interactuar con ellos, retomar y hacer actividades juntos. Escribir una carta en papel y enviárselo mediante una agencia de correos, aún puede arrancar un suspiro o lagrima a el destinatario, y es que el mensaje de un manuscrito y un dibujito hecho a mano, puede conmover más que un correo electrónico, mensaje de texto o emoticon.

No, nos volvamos tan frígidos como un computador o celular, retomemos nuestros afectos y demostremos nuestros sentimientos.

No pierdas el tiempo leyendo libros o escuchando a personas que quizá no son nada felices, busca la felicidad en tu entorno con los tuyos, ama, perdona y olvida. Este es un buen inicio para ser feliz. ¡Inténtalo!

Podrían darte muchos consejos para ser feliz pero Gandhi hablaba de la felicidad interna, aquella que usted logra a partir del gozo de la felicidad de otras personas, aunque suene trillado, usted y yo podemos tener acceso a la felicidad en cuento también pueda generar, la felicidad que uno necesita dar, todos nacemos de un vientre, así que todos tenemos la misma oportunidad de lograr el éxito.


No hay comentarios:

Publicar un comentario